VIERNES NOCHE

Viernes, noche del 20 de Mayo de 2005. Son las 3,15 h. de la madrugada, circulo por la calle Pujadas, a la altura de Marina, cuando entre los coches aparcados a mi izquierda, sale una joven, me para.

Detrás de esta, dos chicas mas y un joven. Se acomodan, una chica delante y dos chicas y el chico detrás, no deben andar más allá de los 20 años.

La que se sienta delante, le da un portazo a la puerta ante lo que le digo con bastante sorna “Ya esta pagado” todos ríen, van de buen rollo.

La chica de delante dice: A la calle Arizala, si no sabe donde esta, ya le indicaremos.

Yo.- No os preocupéis.

Subo Marina a coger Aragón, entre risas de los cuatro, a la altura de Casanovas, al coger la Av. de Roma, la chica que iba sentada en el centro del asiento posterior, hace unos ruidos raros, miro por el espejo retrovisor, le veo la cara blanca, los mofletes hinchados y, aaahhgggg esta a punto de vomitar, intento parar lo mas rápido posible, pero no llego a tiempo de evitar que vomite dentro del taxi.

El vomito se extiende por todas partes, noto caer por mi cuello y espalda algo caliente, la chica del asiento de al lado mío, queda con la cara roja, el vomito le cae por la espalda.

Paro en seco, rezando por que los demás vehículos sean capaces de esquivarme.

La chica de delante, (luego me dijo que se llamaba Ana) le grita: que haces.

Yo.– Joderrr, mi coche, pero como vais.

Ana.- Si no sabéis beber, por que lo hacéis.

Salimos todos del coche, enciendo la luz interior, esta de pena, la chica debe de haber comido algo con tomate frito, porque el coche parece que ha estado en la “tomatina”

Yo.- Me habéis fastidiado la noche y además, también el coche.

Ana.- Chicos, a limpiar, que el taxista no tiene culpa de lo hayamos echo nosotros.
Ante lo cual, ni corta ni perezosa, se quita la camiseta, se queda en sujetador en el cruce Aragó -Av. Roma- Casanovas y, después de limpiarse su espalda y pechos con la misma camiseta, me pide trapos y se dedica a limpiar el interior del coche, el chaval le ayuda, la que a vomitado esta sentada en un banco con cara de enferma y la otra esta poniendo mala cara.

Yo.- Me noto algo en la espalda (comentario)

Ana.- Joder que asco, espera que te limpie.

Con toda naturalidad, se dedica a limpiarme la espalda.

Yo.- Chica, tapate que al final alguien se la va a pegar.

Ana.- No te preocupes, que no pasa nada.

Después de limpiar el coche, (lo que se pudo) y a mi, continuamos viaje, por Av. Roma, de pronto un gorgorito, me indica que alguien esta próximo al vomito, la otra se había puesto enferma, del olor de la vomitona de su compañera, por suerte esta sentada en el lado izquierdo, detrás de mi, abro la ventana y veo por el espejo retrovisor como saca la cabeza y vomita, toda la puerta llena de vómitos.

Me pita un taxi y veo al amigo Julio C. riéndose, el espectáculo es mayúsculo, una vomitando, el chaval aguantando a la que vomitaba, la otra con la cabeza apoyada fuera de la ventanilla y Ana, en sujetador, pechos al aire.

Logro parar, al lado del hotel Roma, todos abajo, Ana coge un trapo y limpia la puerta, los demás están tirados por donde pueden.

Ana.- Apunta mi dirección y numero de teléfono, que esto te lo pagamos.

Yo.- Pues seria un detalle, porque esto vale un pastón.

Tomo nota……………………Volvemos a montar en el coche, 5 minutos y estoy en destino, 14 €, mas 2 € de propina.

Yo.- Tapate al salir del coche, que mira ese grupo de chavales (8 ó 10)

Ana.- No te preocupes, que no pasa nada.

Yo.- Vale

Ana.- No te olvides de llamarme, y pasarme la factura, aahhh, llámame al móvil, que si llamas a casa mi madre luego me da la bronca.

Yo.- Adeuuuu

Después de bajarse, paro y miro el interior del coche, aunque lo han limpiado esta lleno de manchas rojas, lo rocío con ambientador y después de airearlo un poco, continuo trabajando.Dos carreras después, un joven en Diagonal, destino C/ Pare Manyanet. Al final no lleva dinero, (14 €) me deja un móvil en deposito, cinco minutos después viendo que no baja, cojo el móvil, es un motorola viejo y rayado, sin tarjeta, no vale ni para tirarlo. Casi prefiero a Ana.

Nota.- Esta no es mi noche.